Markdown Cheat Sheet

Headlines
# Headline 1
## Headline 2
### Headline 3

Styling
*italic*
**bold**
~~strike through~~

Links
http://url.com
[link text](http://www.url.com)

Quotes
> Quote text
***Johnny Author***

Images
![image alt text](image url)
***Image caption, description***

Horizontal rule
---

Inline Code
`var name = "John Doe";`

Code block with syntax highlighting
``` codelanguage
function foo() {
  return bar;
}
```

Bulleted list
- item 1
- item 2
- item 3

Numbered list
1. item 1
2. item 2
3. item 3

Conversando con...

Una voluntaria de Soñar Despierto

por Fundacion Soñar Despierto

Vamos a dar la bienvenida a marzo acercándonos al papel del voluntario.

Muchas veces nos preguntamos cómo son los voluntarios, si son extraterrestres, personas que tienen un don divino o que tienen tiempo ilimitado y muchos recursos… Para disipar este tipo de dudas y descubrir de qué planeta vienen, hemos conversado con Vicky, nuestra voluntaria en el programa familiar dentro de la Fundación Soñar Despierto.

P.:La primera pregunta es obligada… ¿Voluntario se nace o se hace?
R.:Creo que el voluntario se nace y se hace, ambas.
Cuando alguien tiene la suerte de haber recibido una educación basada en la empatía y en el respeto a todas las personas (aunque tengan diferencias con nosotros), al hacerse mayor y plantearse ser voluntario, tiene mucha más predisposición.
En mi caso, por ejemplo, soy hija única y siempre me ha gustado estar rodeada de amigos, por lo que, desde pequeña he tenido contacto con todo tipo de personas y nunca he sentido ninguna diferencia al relacionarme con niños de otro color, otros países, culturas… Pero, también es importante nuestra parte consciente cuando decidimos ser voluntarios ya que, finalmente, es decisión de uno mismo. Por lo tanto, creo que una parte se nace y otra se hace.

¿Qué fue lo primero que llamó tu atención de Soñar Despierto y por qué?
Lo primero que me sorprendió muchísimo fue que realmente no conocía esta realidad a pesar de tenerla tan cerca ( justo al lado de mi casa hay dos residencias infantiles). Además, es que ¡había estado en el teatro que hay dentro del centro! Me llamó muchísimo la atención que esta realidad está mucho más cerca de nosotros de lo que pensamos.
Otra de las cosas que desconocía cuando entré y creo que es un estereotipo generalizado, es pensar que los niños que residen en centros de acogida están ahí por haberse portado mal o ser niños conflictivos cuando la realidad es que estos niños no han hecho absolutamente nada y que sus padres no han podido o no han sabido cuidarlos.

¿Hay algo que no te haya gustado después de conocer más de cerca Soñar Despierto?
La verdad es que he descubierto cosas que me han sorprendido. A veces, hay niños que tienen alguna rabieta violenta que me ha llamado mucho la atención, pero después he comprendido que son niños que han vivido unas situaciones muy duras que nadie les ha enseñado a gestionar y, al final, su reacción es normal porque son niños. ¡También tienen rabietas los niños que no viven en residencias!
Al final, lo principal es escucharles y entender qué les ocurre para que también ellos puedan entenderlo y gestionarlo por sí mismos.
Me encantaría que desde Soñar Despierto pudiéramos llegar a todos los niños para que su futuro fuera fructífero a pesar de las malas situaciones vividas en el pasado.

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia hasta ahora en Soñar Despierto?
La experiencia que me hizo reflexionar y decir ‘este proyecto me encanta’, fue la Posada de 2018 a la que fui por una compañera de trabajo.
Cuando llegué estaba un poco perdida pero de repente me adjudicaron a varios niños de 3 años con los que pasaría el resto del día. Me acuerdo de uno en particular, Ibra, por quien al año siguiente pregunté y me dijeron que había vuelto a casa. ¡Qué ilusión!
Ese año conocí a Rocío, de la misma edad que Ibra y nunca me olvidaré de ella...
Cuando le pregunté si le habían gustado los regalos de los Reyes Magos, su respuesta fue: sí, pero en casa de mamá y papá me van a traer más porque yo quiero estar allí con ellos. De repente se puso a llorar de manera increíble y eso me partió el corazón. Y, es que, a pesar de su corta edad, son conscientes de que sus padres han hecho algo que no les permite estar con ellos, sin embargo, lo que ellos realmente quieren es estar en casa porque sienten que la familia es algo que nunca se va a romper.
Lo que me fascinó de este evento es cómo Soñar Despierto, hace que estos pequeños puedan disfrutar de la magia de la Navidad y olvidarse por un día de esa mochila de sentimientos con la que cargan a diario, porque no dejan de ser niños y deben vivir experiencias propias de su edad.
Eso sí, la mejor experiencia fue cuando entré en la Fundación al 100%, en Africamp 2019. Si quieres leer más sobre los mejores 10 días del año puedes hacerlo en este enlace.

Alt Text

¿Cómo organizas el tiempo para compaginar obligaciones, con vida social y voluntariado?
Al principio me costaba sacar tiempo, pero un día, me propusieron llevar al cole a una niña de la residencia de al lado de mi casa. Pregunté a mi jefe, no me puso problemas y así, poco a poco, la Fundación pasó a formar parte de mi vida, del tiempo de disfrute y no fue difícil compaginarlo con las obligaciones diarias.
Por ejemplo, cuando mis amigos quedan a tomar algo por la tarde, a veces llego más tarde porque he estado con los niños haciendo distintas actividades o simplemente yendo al parque... evitando así que se queden en la residencia. Es muy enriquecedor ver cómo salen y juegan con niños de su edad y ver que tienen infancia.
Al final, ser transparente con esto y que mi círculo sepa lo que hago también me facilita mucho poder llegar a todo.

¿Por qué elegiste Soñar Despierto?
Conocí la Fundación a través de una amiga. Me parece que es muy positivo tenerlo tan cerca, la posibilidad de hacer voluntariado sin tener que desplazarte, hace que te puedas involucrar de una manera más cercana. Pienso que las facilidades, en cuanto a proximidad, son un factor que suma en el éxito de Soñar Despierto.

Después de tu trayectoria, ¿recomendarías hacer voluntariado?
Lo recomendaría muchísimo, sin ninguna duda. Creo que el hecho de poder ayudar de forma tan personal a alguien, involucrarte tanto, hace que creas muchísimo en el proyecto. Al final, ese contacto tan próximo es lo que hace que veas en lo que realmente se convierte tu granito de arena.

Ésta es la experiencia de Vicky. Si te ha gustado y te ha entrado el gusanillo, puedes echar un ojo a las necesidades que tenemos actualmente aquí

¡Hoy es un buen día para empezar a soñar!


DREAM BIG

por Fundacion Soñar Despierto

#SDTips:Vacaciones en pandemia

por Fundacion Soñar Despierto