Dream Big

IMG-20171125-WA0007
Empezamos el viernes con juegos para romper el hielo y funcionaron, porque acabamos todos bailando hasta las tantas. El sábado por la mañana, vino Raúl Serrano, un extutelado, que les habló sobre la importancia de trabajar día a día por alcanzar sus objetivos, de la necesidad de aceptar las circunstancias de nuestra vida sin pensar como seríamos hoy si las cosas hubieran sido diferentes (porque al fin y al cabo, somos fruto de nuestra realidad) y sobre todo, de "nunca bajar los brazos" y seguir persiguiendo nuestros sueños, aunque la vida no nos ponga las cosas fáciles.

Más tarde, hicimos un taller por grupos en el que teníamos que poner en tres tipos de papeles (i) qué cosas de nuestra vida no nos gustaban, y las tiramos a la papelera; (ii) qué cosas teníamos ya que nos iban a ayudar a salir adelante, y cada uno guardó su papel y (iii) qué objetivos y sueños queríamos alcanzar. Finalmente, colgamos todos nuestros sueños en una cuerda: ¡Esperemos que cada día los chicos estén más cerca de alcanzarlos!

Para terminar, nos fuimos a jugar a los bolos en la bolera de Chamartín y lo pasamos fenomenal ¡Qué ganas de volver en marzo!